NASYA Lubricación de los senos nasales

Nasya barcelona sants

NASYA

Lubricación de los senos nasales

Según Ayurveda, la delicada piel de las fosas nasales y de las trompas de Eustaquio o tubos faringotimpánicos necesitan estar lubricados para mantenerse en equilibrio, sanos y protegidos durante los meses más fríos del año. Es especialmente ideal en los días fríos, secos o ventosos, o cuando hay mucho polvo o polen en el aire.

 

Nasya es el tratamiento que los lubrica con la ayuda de un aceite herbal específico, y es especialmente importante después de aplicar el Neti o lavado nasal, que limpia las fosas nasales pero que las deja resecas. Es aquí donde Nasya ayuda a lubricarlas y protegerlas después de la limpieza.

 

El sistema linfático ubicado en la zona cervical en donde reside la mayor parte de nuestro sistema inmunológico correspondiente a los oídos, nariz y garganta, también se beneficia de la lubricación que aporta Nasya.

 

Nasya es también muy práctico para la salud de los niños ya que previene los problemas de estornudos durante el invierno. Solo hay que aplicar una gota en cada fosa o en su defecto, aplicar el aceite con un hisopo. También es de gran ayuda en viajes por avión ya que los senos nasales se resecan con el aire comprimido de la cabina y generalmente ocasiona dolores de cabeza y malestar.

 

Además de los beneficios mencionados, Nasya también otorga claridad mental y serenidad al sistema nervioso.

 

Este tratamiento está considerado uno de los cinco más potentes de Ayurveda que ayuda a limpiar los conductos linfáticos en el cerebro, llamados senos sagitales. Estos se ubican justo por debajo del cráneo, de delante hacia atrás a manera de la cresta de los indios mohicanos.

 

Esta técnica ha sido aplicada por miles de años, mientras que ha sido solo hace unos cuantos meses (2016) que la medicina occidental ha descubierto la existencia de las venas emisarias en el seno sagital que literalmente “drenan” el cerebro. Antes de estas investigaciones, la medicina occidental creía que el cerebro y el sistema nervioso central no contaban con venas linfáticas.

 

Según Ayurveda, cuando estos canales linfáticos se congestionan, las toxinas se acumulan en el cerebro y causan desórdenes mentales, emocionales y psicológicos. Se dice también que estas venas se estrechan como resultado de un trauma, enterrando en la memoria estas experiencias traumáticas. Este proceso permite que podamos seguir adelante a pesar de los traumas, pero con la consecuencia de arrastrar patrones emocionales inconscientes que siguen funcionando a la sombra.

 

Las nuevas investigaciones indican que la linfa del cerebro está asociada a la estabilidad humoral y que cuando se congestiona, se generan trastornos mentales y emocionales.

 

SAN

El nombre tradicional de esta terapia es Shiro (cabeza), Abhyanga (masaje), Nasya (inhalación). Es una versión más avanzada de la aplicación diaria de Nasya que comienza con un profundo masaje facial y craneal, una vaporización, una inhalación de aromas, la aplicación de aceite en las fosas nasales, y finalmente la aplicación de un preparado a base de jengibre (que estimula la limpieza de los senos sagitales y la circulación de la linfa).

Esta práctica es ideal durante una fase de limpieza de toxinas. No se debe realizar dentro de las dos horas antes de ir a dormir.

Procedimiento

  1. Masaje de cabeza, cuello y hombros:
  • Realizar un masaje intenso en cabeza y cuello durante cinco minutos.
  • Tomar una ducha caliente y continuar con el masaje con el aceite.
  • Vaporizar en cara y cuello: poner 1-2 gotas de aceite esencial de eucalipto y colocarse una toalla sobre la cabeza para inhalar el vapor durante 2-3 minutos.
  • Aplicar toallas calientes en cuello y cara especialmente bajo los pómulos, la frente, en los costados o área temporal y el área del seno sagital.
  1. Nasya estándar con aceite especial:
    • Vaporización en cara y cuello durante 5 minutos.
    • Masaje facial.
    • Colocarse boca arriba con la cabeza inclinada hacia atrás de manera que las fosas nasales queden perpendiculares con respecto del suelo.
    • Inhalar profundamente por la nariz.
    • Colocar 2-3 gotas del aceite directamente en una fosa nasal. Inhalar profundamente varias veces para permitir que el aceite penetre hasta los senos nasales.
    • Colocar las gotas en la otra fosa nasal y hacer las inhalaciones profundas tapando la fosa contraria.
    • Repetir el masaje facial.
    • Reposar.
    • Hacer gárgaras con agua tibia (con ½ cucharadita de cúrcuma y sal).
  1. Nasya avanzada con gotas de jengibre.  No proceder si hay sensibilidad a los aromas y olores.
  • Preparación de las gotas de jengibre (Shunta gunti)
    • 1 cucharada de agua caliente.
    • 1/8 cucharadita de jengibre en polvo.
    • ¼ cucharadita de azúcar moreno, panela o “jaggery”
    • Calentar la mezcla. Está listo cuando todo se ha disuelto.
  • Inhalar las gotas de jengibre
    • Seguir los pasos del punto 2 del proceso estándar.
    • Hacer un descanso entre una fosa y otra ya que se puede sentir ardor.
  • Hacer gárgaras con agua tibia (con ½ cucharadita de cúrcuma y sal).

Es recomendable que este tratamiento sea realizado por un terapeuta ayurveda.

 

¿Quieres recibir el Nasya estándar con aceite especial?

Reserva tu cita.

 

 

ABOUT AUTHOR

Janeth Solá

NO COMMENTS

GIVE A REPLY